bc

Verdugo

book_age18+
135
FOLLOW
756
READ
love-triangle
forced
curse
heir/heiress
bxg
kicking
sentinel and guide
cruel
like
intro-logo
Blurb

Lenet tiene mucho común con un hombre que no tuvo otra opción que aceptar su destino al ser el único heredero al poder que su familia ha tenido por siglos. De todas las razones que Adrik ha tenido para desear venganza una sola bastara para que su historia quede ligada a la de Lenet incluso cuando ella desconoce de tales asuntos. En medio de la pasión, la atracción y el deseo ella descubrirá que como él su destino no es otro que aceptar el poder. Él que no hay razón más exacta para describirlo que llamarlo Verdugo.

chap-preview
Free preview
Prólogo

¿Quién no siente el horror a la vida cuando quien se ama y lo es todo en un parpadeo deja este mundo?

La noticia la había devastado. El mensaje de voz tan sólo decía con claridad: Lenet no vuelvas a casa todavía, tal como has dicho es mejor que lo tomes con calma y sé que tu documentación te permite estar allá un mes más. Sé que prometí darte explicaciones pero lo importante que debes tener en cuenta es que él no es alguien que deba preocuparte. Por ahora tengo algunos asuntos serios, creo que pensándolo bien iré a verte para hablar. Te confirmaré mañana. Duerme bien.

Lenet aún con los ojos llenos de lágrimas contemplaba en sus manos una fotografía reciente en su teléfono.  Las dos juntas, las dos felices aquella tarde al salir a comer. El día de su graduación.

Sintió su ser entero recordar el día que dejó la casa, casi como si ese momento volviera repetirse o ser su presente en lugar de estar ahí en esa habitación a casi al otro lado del mundo a punto de querer voluntariamente morir:

La vista hacia el exterior tenía un hermoso tono dorado sobre el cielo a pesar de ser un día nublado. Había hecho su equipaje desde hacía ya un par de días, veía su habitación con nostalgia, una rara melancolía que la invitaba a no querer dejar de observar cada detalle. Todavía conservaba algunas cosas de su adolescencia, entre ellas un par de fotos de ciudades a las que siempre soñó visitar.

Como toda chica anhelaba encontrarse con una oportunidad especial, darse para sí misma esa posibilidad de tener consigo a un hombre que fuera no solo sincero, quizá un caballero educado, inteligente, pero con la cualidad de amarla tan intensamente como si su cuerpo no tuviera otra opción que entregarse hasta los huesos. Pero eso todavía no había sucedido en su vida.

Había tenido romances con algunos hombres todos un poco mayores que ella, incluso tuvo una cita con su catedrático a finales de cursos, pero resultó que como muchos hombres las expectativas jamás fueron llenadas. Siempre se había sentido atraída a hombres de mayor edad que ella, sin embargo, resultaban ser más diestros en tener aventuras con muchas chicas que respetar a alguien para algo serio. Por eso quizá no se sentía muy segura de salir con hombres que tuvieran su edad. Todavía recordaba aquel amor juvenil que tuvo con un compañero de intercambio.

Valentino, tenía una mirada tan dulce, encantador de pies a cabeza, cabello de un tono rubio no muy claro, tal vez de un tono dorado en un castaño muy hermoso. No sabía hablar mucho en mi idioma, pero ¡rayos! El italiano sonaba perfecto en sus labios seductores…

No mucho tiempo después ella no volvió a verlo, compartieron algunos cursos y él jamás mostró algo diferente que agrado al igual que ella. Una de sus mejores amigas ya estaba comprometida y la otra se había casado hacía unos meses atrás. Así que la comunicación había cambiado, una se había mudado a Rusia y la otra a Viena. Ahora ella pronto estaría en una de las tierras más bellas del continente Europeo. Estaría como voluntaria en Grecia para el departamento de antigüedades.

—¡Lenet, cariño!

Con alegría se asomó a la puerta. Su madre tenía los ojos más encantadores, su cuerpo de aspecto juvenil un tanto más alta que ella, cabellos cobrizos oscuros y siempre muy ocupada. Así que fue muy emocionante poder verse de frente y no por teléfono antes de viajar.

—Mamá. Creí que tenías audiencia con…

—Sí, pero que se vayan al carajo al menos hoy. ¿Ya tienes todo listo?

—Sí, creo que serán unas semanas difíciles. ¿Estás segura que…

—Cariño, ve. Diviértete. No cualquiera es aceptado y tú lo conseguiste. Creo que me has convencido de que quizá te irá bien. Estoy orgullosa de ti, por favor no salgas con tipos que no sepan hablar tu idioma. Si cuesta congeniar y entender a uno que intenta decir lo que tú, imagina un idiota que no sepa ni como decirte hola.

Lenet se echó a reír.

—No te preocupes, mis expectativas con muy altas. Además no creo que hayan tipos guapos por allá. Y si los hay no querrán estar en un lugar como el Museo.

—No digas eso. Mírate, tú eres… Encantadora, y te gustan temas aburridos. En fin, cuídate. Te llamaré cuando estés en el aeropuerto de Atenas. Bien, vámonos o perderás el vuelo.

La ayudó con las maletas. Mientras su madre conducía hacia el aeropuerto, Lenet, no pudo dejar de pensar en algo que durante años había estado prohibido. Su madre jamás le permitía una sola cuestión acerca de su padre, lo único que ella sabía era que él dinero que tenían ahorrado para sus estudios era toda una fortuna heredada por él. Pero su madre detestaba el simple hecho de que lo mencionara. Antes de bajar del vehículo en el estacionamiento, Lenet se atrevió a mirarla fijamente y hablar.

—Mamá, en serio gracias por venir.

—Eres mi hija, y querría que supieras que eres todo para mí aunque pienses que te odio a veces. Y te guardo secretos.

Lenet sonrió.

—Con respecto a eso. Mamá, no nos veremos por vez primera en mucho tiempo. Quiero que sepas que jamás he querido incomodarte con mis preguntas, pero en verdad odias a mi padre. ¿Qué pasó con él?

Su madre la miró aturdida. Guardó silencio por un momento.

—Lenet sé que no he querido tocar este tema durante toda tu vida. Y no puedo darte las respuestas, bueno no todas las que pretendes que responda ahora. Prometo que te daré una explicación cuando vuelvas, si es que no vienes embarazada o con un novio que ya es tu marido. ¿Te parece?

—Me parece mamá.

Él teléfono de su madre sonó y ella atendió brevemente.

—Lo siento Lenet, es del trabajo, me habría gustado acompañarte hasta las revisiones, pero…

—No, no te preocupes. Puedo hacerlo.

Se estiró hasta darle un beso. Su madre la abrazó luego de un largo tiempo de no hacerlo.

—Te amo, hija.

Lenet se asombró, pero la abrazó con fuerza.

—Te amo, mamá.

Volvió en sí, anhelando que ese padre suyo en verdad hubiera estado muerto en lugar de vivo. Su madre lo había odiado con razón. Hay personas que se alejan y hacen más bien en no estar que quedarse para destruir lo que no debería ni siquiera tocarse.

***

 Bienvenidos a esta historia. No es apta para personas con criterios sensibles, que no les guste temas como la mafia, secuestro, muerte y sangre o venganza. Contenido sin duda +18 y no sólo por escenas de contenido erótico. Queda bajo tu responsabilidad si aceptas leerla. Se centra en la vida de Adrik, un hombre que hereda la mafia maldita de su padre y también el deber de verdugo, podrá ser redimido por alguien especial luego de afrontar y aceptar mas que un infierno. Todos los derechos reservados. Contenido Exclusivo para Dreame-Sueñovela en español.

Nota: Esta historia se actualizará por capítulos diarios en cuanto se me den el visto bueno y la aprobación. Es muy seguro que pase a ser de pago antes de la edición. Se avisará en caso de cambiarse la calendarización. Todo comentario y opinión es bienvenido. Gracias por aventurarse :)

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Un Juego de Seducción

read
5.5K
bc

El monstruo de mis sueños.

read
189.1K
bc

MISERERE [+18]

read
23.6K
bc

Black

read
21.4K
bc

VUELVEME LOCA

read
16.4K
bc

¿Jugamos? Siempre a escondidas

read
201.3K
bc

Quiero el divorcio

read
26.5K
dreame logo

Download Dreame APP

download_iosApp Store
google icon
Google Play