bc

Matrimonio Contractual el marido es Gay

book_age18+
2.0K
FOLLOW
8.3K
READ
possessive
contract marriage
dominant
CEO
drama
bxg
virgin
office lady
husband
like
intro-logo
Blurb

Su matrimonio comienza como un simple contrato: Valentina, acepta casarse a cambio de que Nathan, pague los gastos médicos de su madre. Sin embargo, las cosas toman un giro dramático. Ninguno de los dos sabe quién cruzó la línea primero, ni mucho menos quién inició este juego de amor.

chap-preview
Free preview
Fotos.
— Acérquese más —, dijo el fotógrafo mientras gesticulaba. Valentina Miller se inclinó de forma antinatural hacia el hombre a su lado. — Sonrían—, el fotógrafo todavía estaba insatisfecho y dijo: — ¡Son fotos de boda, no estén tan rígidos, parezcan enamorados, felices! Valentina volvió a torcer las comisuras de su boca. No sabía cuál era la expresión del hombre a su lado, debería ser igual a la de ella. — PERFECTO. Finalmente, se terminó la sesión. Las tres personas dieron un suspiro de alivio al mismo tiempo. Mientras salía, Valentina escuchó vagamente la queja del fotógrafo: — Nunca había visto una pareja joven tan extraña. Son una pareja hecha en el cielo, pero no saben cómo reír. Valentina suspiró y negó, no es que no sepa reír, es que no quería hacerlo. ¿Hay algo de lo que enorgullecerse de un matrimonio vinculado por un contrato en papel? Resulta que casarse es tan simple, como que cuesta nueve dólares. Lloviznaba en el cielo. Ninguno de los dos trajo paraguas. — ¿A dónde vas?—, Preguntó Nathan Mercer, el nuevo esposo de Valentina, el hombre que acaba de tomarse la fotografía. — Ve a casa primero— Valentina, miró al cielo gris, — Puedo volver yo sola. — ¿Vas a ir con tu madre? ¿Necesitas ir ahora? — No. Ella no está despierta todavía. Voy al trabajo. — Está bien. Entonces volveré al apartamento primero. Después de eso, Nathan caminó hacia el coche de lujo al otro lado de la carretera. Valentina no sabía de qué marca era el coche, pero desde los ojos envidiables de los transeúntes, el valor absoluto es altísimo. Nathan caminó hacia el auto sin mirar atrás. Mirando la espalda del que ahora era su esposo, Valentina estaba aturdida. Recordó el primer contacto cercano con él. Ese día, ella fue llamada a la oficina del presidente. Aunque es subdirectora de relaciones públicas, Valentina realmente no puede entender por qué el presidente la llamaría de repente. ¿Podría ser que algo salió mal en el trabajo? Al llegar a la oficina, Valentina realmente conoció a su gran jefe, Nathan Mercer, cara a cara por primera vez. Visto más de cerca, su rostro también está meticulosamente elaborado, sin imperfecciones. Debería tener un metro noventa de altura, labios carnosos y pupilas oscuras que exudan una luz mordaz. Con un traje n***o, Valentina cree que debería ser más adecuado para el azul — ¿Es Valentina Miller? ¿El gerente de la sucursal del departamento de relaciones públicas? Nathan habló con calma, sosteniendo un trozo de papel en su mano, y caminó lentamente hacia el lado de Valentina. Escuché que tu madre fue internada hace dos años, a causa del cáncer, tu padre las abandonó, tu vida es muy difícil en este momento, ¿verdad? Ella estaba conmocionada en su corazón y no pudo evitar estar en guardia. ¿Por qué un presidente tan importante se encargaría de investigar a su empleado? — Gracias, señor, por su preocupación, todo está bien para mí—, dijo con calma. — ¿Está todo bien?—, Dijo Nathan a la ligera, — Entonces, ¿Qué pasa con las tarifas de tratamiento adeudadas al hospital? Dependiendo de sus trabajos a tiempo parcial, me temo que no estarán saldadas durante unos años, ¿verdad? Valentina estaba un poco nerviosa, frunció el ceño y preguntó: — ¿Cómo sabe tanto? ¿Me está investigando? — Sí, te investigué. Solo quiero hacer un trato contigo. Los ojos de Nathan eran agudos y fríos, observando cada reacción de Valentina. — ¿Trato?— Valentina abrió sus labios, preguntó — ¿Qué trato? — Quiero tu matrimonio, a cambio de los gastos médicos de su madre.— Nathan miró fijamente a Valentina, esperando su respuesta. —¿Está loco? — Valentina se negó sin dudarlo y se dio la vuelta. — Tú … — ¿Estás segura?—, Dijo Nathan en voz alta. La espalda de Valentina se puso rígida y se detuvo. Ella vaciló. Su mayor preocupación es la salud de su madre. Pensando en la expectativa de su madre cuando todavía estaba despierta, pensando en la enfermedad de su madre. Además, el médico dijo que la madre no durará unos meses por su enfermedad, si el matrimonio es falso, ¿se puede cumplir el anhelado deseo de la madre? Reflexionando en esto, ella habló tentativamente, — Si acepto, ¿Qué debo hacer? — Este es un contrato. Tómalo y échale un vistazo—. Nathan entregó una carpeta — Está claramente escrito en él. . En realidad, no necesitas hacer nada. Sé tu misma, solo con el título de mi esposa y viviremos juntos. Valentina se dio la vuelta, aceptó el contrato sin certeza. Al ver las sospechas de Valentina, Nathan dijo a la ligera: — Puedes descansar hoy y pensar en ello, pero me darás una respuesta mañana, ya puedes salir. — Espera un minuto. ¿Por qué haces esto? No necesitas saber nada más. Solo considera tu parte. ¡Qué imbécil! Valentina regresó a su escritorio y abrió el contrato, el contenido no era mucho, conciso y claro. Realmente es el estilo del gran jefe. La mujer llegó voluntariamente a un matrimonio contractual con el hombre por un período de un año. Tanto hombres como mujeres necesitan vivir juntos, pero las relaciones sexuales están prohibidas. El hombre es responsable de todos los gastos de manutención de la mujer y de los gastos de tratamiento de la madre, y cada mes se paga a la mujer otra cien mil dólares. El hombre requiere que el matrimonio sea público y la mujer debe cooperar plenamente con el hombre en ocasiones importantes. Al mirar el contrato, Valentina estaba casi estupefacta. Con tanto dinero, ¿no se pagarían los cientos de miles solicitados por el hospital? ¿Y mamá también obtendrá un trato mejor? ¿Así que no tengo que trabajar tan duro a tiempo parcial hasta altas horas de la noche? Esto es completamente beneficioso para mí sin ningún daño. ¿Pero, es realmente así de simple? Cuando Valentina dudó, el hospital llamó. Sintio miedo al recibir una llamada del hospital. —¿Valentina Miller? Su madre no se encuentra bien y ha sido trasladada a la sala de emergencias. Usted debe estar preparado. — ¡Qué! — gritó Valentina, — Voy inmediatamente, doctor Smith, por favor, salve a mi madre. — Tranquila, no te preocupes, haremos nuestro mejor esfuerzo. Valentina se apresuró a ir al hospital, pero afortunadamente su madre fue atendida de inmediato, Valentina se sintió aliviada de nuevo. Al mirar a su madre a través de la ventana de cristal, sintió el último rastro de calidez. — Señorita Miller. — Oh, Doctor Smith—, ella volvió la cabeza, — Gracias. —Esto es lo que deberíamos hacer, pero … Sin embargo, los gastos médicos de su madre, por desgracia, no están cubiertos, nuestro hospital no es una organización benéfica, yo... — Doctor Smith, lo entiendo, pagaré los gastos médicos en tres días, solo deme tres días—, dijo Valentina con firmeza, ya había tomado la decisión en silencio en su corazón. Al salir del hospital, sacó el teléfono e hizo una llamada. — Prometo firmar ese contrato, pero... primero, dame una suma de dinero. —Considéralo hecho. — Gracias. El asunto era simple, Valentina se vendió a sí misma. Dejó de recordar el pasado, y cuando miró hacia arriba, vio a Nathan arrancando el auto en el lado opuesto de la carretera, y pareció echar un vistazo a su lado. Tiene 30 años, activos de más de 100 millones de dólares, con una personalidad reservada y un apellido de poder. Es alto, cabello castaño y con cuerpo atractivo. Este es el quinto rey de diamantes en el círculo empresarial, pero ¿por qué Nathan Mercer paga para un matrimonio falso? Valentina vio el auto alejarse. Sacudiendo la cabeza, Valentina pensó para sí misma que estaba loca. Solo ocúpate de tus propios asuntos. Camino bajo la lluvia, dijo que no iría al hospital, pero había llegado sin darse cuenta. Solo entra y mira, tal vez pueda ver despertar a su madre.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Navidad con mi ex

read
9.4K
bc

Bajo acuerdo

read
12.8K
bc

La esposa rechazada del ceo

read
175.7K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
55.6K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
88.1K
bc

Tras Mi Divorcio

read
515.3K
bc

Yo, no soy él

read
89.2K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook