bc

Entre un millonario y yo

book_age16+
11.8K
FOLLOW
68.4K
READ
billionaire
contract marriage
fated
second chance
independent
CEO
boss
drama
bxg
office/work place
like
intro-logo
Blurb

Alhelí Vega se convierte en la asistente de confianza del Millonario Sebastián Vonne, su primera prueba fue organizarle su boda, él esta muy enamorado de su esposa Marina, quien además está embarazada.

Lo que Alhelí no espera es que la esposa de su jefe se vuelva su amiga y le confiese que nunca estuvo enamorada de Sebastián, además de no querer al bebé que esperaba.

Cuando nace Ofelia, este matrimonio llega al catarsis y perdura seis años, Sebastián se entera de que su asistente de confianza siempre supo lo que su esposa sentía hacia él. El CEO intenta quedarse con la custodia de su pequeña hija, para lo cual necesita volver a casarse, él decide hacerlo con su asistente traidora para así lograr su cometido y vengarse de ella.

Sebastián descargará su despecho hacia su asistente y segunda esposa;Alhelí tendrá que resistir la situación por el bien de todos ya que su jefe luego del divorcio había perdido totalmente la cordura y el interés por su empresa.

A pesar de su enojo y resentimiento tras haber sido traicionado por las dos mujeres en quienes más confiaba. ¿Sebastián podrá darse cuenta de que el amor verdadero siempre estuvo delante de él?.

Obra registrada. Todos los derechos reservados: ID 2208141786779

.

Créditos de la Portada: @heyfelipee (escritor).

chap-preview
Free preview
Estudiantes.
CAPÍTULO 1 Estudiantes Me considero una mujer fuerte y tenaz, aparte de inteligente y muy profesional en lo que hago, desde muy temprana edad, realmente podría decir que desde mis quince años me dedique a trabajar lo que sea, estuve en ventas, atención al cliente, gestiones y de lo que me pidieran, aceptaba cualquier mísero pago, lo que deseaba con más afán era ganar experiencia. En un mundo tan competitivo, especialmente tratándose de carreras por decirlo de alguna manera más demandadas en el mercado universitario, tenía tanta competencia, de la cual no me quejo, al contrario, siempre fui fiel creyente de que quien quiere progresar en la vida, debe trabajar en sí mismo. Mi nombre es Alhelí, si, como la flor que lleva ese nombre, Alhelí Vega. A los veinticinco años me recibí de Licenciada en Administración, ya tenía mi experiencia ganada, estudié inglés, no lo dominaba a la perfección, pero podía defenderme. Bueno, mi vida cambió cuando conocí a Sebastián Vonne, un millonario empresario en el rubro de la ingeniería civil y la arquitectura, quien era mi compañero de clases en ciertas materias, trabajar para su empresa era el sueño de cualquier Administradora, había enviado mi currículum una infinidad de veces desde que comencé mi carrera, pero nunca había tenido suerte, hasta aquel día de la entrevista en donde por causas del destino quedé entre las dos mejores postoras para el cargo de asistente administrativa gerencial, y al final fui yo quien se quedó con el puesto. El caos llegaría desde el instante en que firme aquel contrato laboral, así empieza mi historia, hace cinco años atrás… La tenue luz del amanecer irradiaba en el hueco de la ventana de madera que tengo en mi habitación, un cálido lugar donde forje cada uno de mis sueños desde pequeña, cada mañana me levantaba con la fe de que sería un buen día, hoy tengo 20 años, mis trabajos de medio tiempo me ayudaban perfectamente a cubrir los gastos de mi facultad y también me ayudaba con los gastos de mi casa. Mi madre Margarita trabajaba como ama de llaves en varias casas de familia, mi padre Adolfo trabajaba como obrero en una fábrica de zapatos, y mi hermana Flor aún era pequeña, con sus diez años tenía la energía de veinte cachorros pequeños, y eso sin exagerar ni un poquito. Cada mañana tomaba el autobús para dirigirme a mi primer trabajo, era asesora de ventas de una compañía telefónica, no ganaba mucho, pero al menos tenía medio día libre, tiempo suficiente para ayudar a mi madre en las tareas de sus trabajos, y ya por la noche era el momento de las clases. —Señorita Vega… ¡Señorita Vega! Puede dejar de dormir en medio de mis clases. La voz del profesor de estadísticas se encargó de romper cada pliegue de mis tímpanos. —Disculpe profesor, no volverá a ocurrir. Respondo no convencida de mi propia versión pobre al dar una excusa poco justificable. —Si le da sueño, puede abandonar la clase. —me ordena indicándome la salida del salón de clases— Yo asiento, y trato de disimular mi salida frustrantemente vergonzosa, mis pequeños pasos silenciosos acompañan mi afán de llegar a casa y dormir pegada al colchón que, sin importar sus imperfecciones, se sentía como suave terciopelo tras un duro día laboral, cuando logro cerrar la puerta tras mi salida, me tropiezo con un compañero de clases, Sebastián Vonne. El hombre perfecto por donde lo mires, inteligente; guapo; millonario; con una vida perfecta, piel trigueña, ojos verdes y cuerpo atlético, su barba le daba un toque ideal a su perfil imponente. Él estudiaba dos carreras a la vez, era cinco años mayor a mí, vino de Europa ya con un título profesional en negocios, pero imagino que también deseaba más títulos universitarios, coincidimos en algunas pocas materias. —Disculpa, no fue mi intención. Le digo sin levantar la mirada y temblando como si estuviera haciendo algo malo, los vellos de mis brazos se erizaron al sentirlo con el choque. —No hay problema Alhelí. Sus cortas palabras, sonaban como una melodía acústica en mis oídos, él sabe mi nombre, me dije inquieta con millones de mariposas revoloteando en mi estómago. —¡Eres una tonta Alhelí! De seguro sabe mi nombre porque en más de una ocasión algún profesor, me hacía salir de las clases. Mi velada estudiantil llegó a su fin aquella noche, se esfumó como un breve susurro en el silencio a mi alrededor. —Mamá, mañana tengo una entrevista en una de las empresas de los Vonne, —Abrazo a mi madre al darle la noticia. —Me alegra hija, ya es momento de que dejes esos trabajos que tienes con una paga tan mísera. Los ojos de mi madre son muy bonitos, unos ojos color café oscuro como los míos, la piel ligeramente morena lo heredé de ella al igual que el tono de los ojos, me sentía afortunada con lo que la vida me ha regalado. —¿Dónde está papá? Pregunto curiosa. —Hija, tu padre llevó a Briyit al hospital, él tuvo que ausentarse en su trabajo por segunda vez, viajar en autobús con ella es cada día más complicado. —Lo sé mamá, lo primero que haré cuando gane bien, será comprar un auto, así todo será más fácil para nosotros. Sí, mi hermana Briyit sufría de un problema en el corazón, por dentro al haberme enterado, el mío se rompía en mil pedazos imposibles de juntar cada vez que su estado de salud se complicaba, lo de mi entrevista era un golpe de esperanza, en las empresas Vonne, pagan bastante bien, inclusive un porcentaje más alto que en otras empresas, mi cabeza siempre trabajaba como una calculadora, hice los cálculos de que si todo salía bien, en unos tres años podría comprar un auto, eso resultaba alentador. Esta noche no demore en acurrucarme y dormir en demasía, no quería ir a la entrevista con un rostro de cansancio y con más ojeras de lo normal. Al día siguiente, el momento había llegado, la entrevista había demorado unas seis horas, el Señor Sergio Vonne, padre de Sebastián y Gerente General fue quien me llamó a su oficina, me hizo una serie de preguntas con respecto a mi familia, mis planes a futuro y mi estado civil. En el transcurso de la entrevista le comenté que en unos años me recibiría de Licenciada en Administración, le comenté sobre mis estudios de inglés, inclusive le hable de la enfermedad de mi hermana, y que ella era uno de mis motores principales para crecer, al finalizar, debía esperar un correo electrónico con la respuesta positiva o negativa. ¡Bingo!, en unas pocas horas, mi anhelado correo llegó… ¡Me aceptaron en el trabajo! Sería asistente gerencial, la noticia alegró a mis padres y a mi hermanita, ahora sería más fácil costear lo referente a la casa y a la salud de ella.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Navidad con mi ex

read
6.7K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
80.0K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
42.9K
bc

Yo, no soy él

read
84.5K
bc

La esposa rechazada del ceo

read
145.6K
bc

Mil Caminos

read
88.3K
bc

La Esposa Trofeo Del Cruel Rey

read
1.5K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook