bc

Fría

book_age18+
5.4K
FOLLOW
40.6K
READ
family
forced
dominant
badgirl
bitch
drama
tragedy
bxg
feminism
cruel
like
intro-logo
Blurb

¿Qué tan pronto puedes pasar de ser una chica dulce a una despiadada asesina?

Tania Roberts solía ser una chica dulce y estudiosa, situación que cambia la noche en la que es abusada sexualmente por el hijo de uno de los senadores de Utah, tragedia que hace que aquella niña dulce e inocente se convierta en un ser despiadado y sin corazón, al punto de tomar la justicia en sus manos para torturar hasta la muerte al hombre que robó su inocencia de la forma más cruel.

William Clark siempre se ha caracterizado por ser un chico bueno, es el juez encargado de llevar el caso de la "asesina de hombres" a como los medios de Utah llaman a Tania. Al conocer la historia de la chica asesina, William lucha hasta lograr liberarla, sin saber que en el proceso, algo de aquella chica Fría, despertaría su curiosidad, al punto que lucha por acercarse a ella otra vez, cuándo ésta gana su libertad.

Su única intención es ganarse su confianza para ayudarla a superar todo su sufrimiento, pero... ¿La frialdad que corre por las venas de Tania llega a enamorarlo? ¿Logrará William poder traspasar aquella fría coraza que Tania puso sobre sí misma para que nadie más le hiciese daño?

Estreno: MARZO

chap-preview
Free preview
Prólogo
Algo dentro de mí se rompió. Desde el instante en que sus asquerosas manos comenzaron a presionarme contra el asiento trasero de ese auto para que abriera las piernas, supe que jamás iba a volver a ser igual. Simplemente aquella niña que amaba recoger perros de la calle al lado de su madre había muerto. Mientras me dedicaba a caminar bajo la lluvia en modo zombie en busca de mi casa, por mi mente pasaba todo lo que había sucedido en escasos treinta minutos, justo después de haber rechazado a ese asqueroso hijo de puta para así poder irme a mi casa. Me detuve y cerré los ojos, permitiendo que la lluvia mojara cada partícula de mi cuerpo, rogando que con ello me pudiese arrancar todo lo asquerosa que me sentía. Jeremy no había aceptado un simple rechazo, el bastardo me siguió, me inmovilizó y me arrastró hasta su coche, donde de la forma más asquerosa me había penetrado, quedándose con toda la pureza que aún conservaba. ¿Qué había sido lo peor? Que a pesar de que muchos otros pasaban cerca de ese auto para ir en busca del suyo, no se detuvieron a ayudarme, a pesar de que gritaba con todas mis fuerzas por ayuda. ¿Cuál había sido el motivo? Porque el que lo estaba haciendo era el hijo del senador Lee. Lágrimas de rabia caían por mis mejillas, mezclándose con las gotas de lluvia. —“Si le dices a alguien, te tacharán de loca porque nadie será capaz de creerte” —fue lo último que me dijo antes de sacarme del auto para después irse, dejándome ahí como un pedazo de basura. En múltiples veces había visto en las noticias sobre como muchas chicas denunciaban haber sido abusadas sexualmente, siempre me dio pena y me sentí mal por ellas, pensando en lo horrible que podía ser pasar por una situación como aquella, a la vez que imaginaba que yo jamás iba a pasar por ello. Jeremy fingió ser mi amigo por mucho tiempo, pero al final, esta noche me había dado cuenta de que él lo único que deseaba era acostarse conmigo, y tras mi rechazo, me había obligado a hacerlo. Ninguna mujer merecía pasar por aquella situación, todas merecíamos vivir sin el miedo de que un maldito bastardo llegase en cualquier momento a aprovecharse de nosotras. La lluvia no daba tregua, al igual a como lo hacían mis pensamientos, sus golpes en mi rostro para que dejara de luchar, la forma en que sus dedos habían hecho daño en mis muñecas para que no me moviera, la manera en que su asqueroso m*****o se adentró en mí sin piedad, quitándome la virginidad sin que lo quisiera… De algo estaba segura, jamás podría volver a ver el acto s****l de la misma manera; simplemente aquella niña que soñaba con un romántico beso bajo la lluvia, o aquella joven que añoraba con entregar su pureza al hombre que llegase a conquistar su corazón, había muerto esa noche. Lágrimas de rabia abandonaban mis ojos, haciéndome pegar gritos de dolor y odio. Me desplomé en medio de la carretera, sin importarme siquiera que muchos autos pasasen pitando para que me quitara. Coloqué mis manos sobre mis rodillas y las apreté, prometiendo en mi interior que Jeremy Lee iba a pagar por haber destrozado mi vida de la forma en que lo hizo. En ese momento, me di cuenta de que aquella alegría y bondad con la que mis padres me habían enseñado a vivir, me habían abandonado para así darle paso a un ser lleno de ganas de venganza. **** —¿Tania? —mi padre me detuvo antes de que comenzara a subir las escaleras para ir a mi habitación. Su mirada se encontró con la mía en cuanto lo volteé a ver sobre mi hombro. Lo noté tragar saliva con fuerza para después negar con la cabeza. —Esta no es mi niña —musitó, dejando salir un largo suspiro—, ¿Qué le paso a mi niña? Fruncí los labios, soportando las ganas de romper a llorar nuevamente. Debía de ser fuerte y no mezclarlo en ello, conocía a mi padre y sabía con certeza de lo que era capaz, por lo que, sabía que, si le confesaba que un hijo de puta había abusado de mí, sería capaz de incluso ir y asesinarlo, y no estaba dispuesta a correr el riesgo de que él volviera a prisión. Así que me tragué todo aquello que estaba matándome y le dediqué una pequeña sonrisa, asentí hacia él. —Estoy bien, solo quería caminar bajo la lluvia. Él negó con la cabeza, manteniendo su ceño fruncido. —Conozco esa mirada, solo dime por favor qué hijo de puta te hizo daño para ir y hacerlo pagar de una sola vez. Suspiré y caminé hacia él. Lo envolví en un abrazo y besé su mejilla. Sabía que no había caso tratar de ocultarle que no estaba bien, jamás podría engañar a mi padre, así que solo cerré los ojos y acerqué mis labios a su oído para susurrar: —De ese hijo de puta, me encargo yo. Después me alejé y caminé a mi habitación sin mirar atrás, con cada paso que daba, una nueva forma de tortura se reproducía en mi mente, torturas que comenzaban a volverme fuerte. Jeremy Lee iba a morir, yo misma iba a encargarme de que ese cretino no volviera a dañar a otra chica tal y como lo hizo conmigo. 

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Perfekt Für Mich (Perfecta para mi)

read
231.7K
bc

Seduciendo a Lucifer

read
64.2K
bc

Versus

read
84.5K
bc

Efimero (Devil's touch)

read
373.1K
bc

La guardaespaldas

read
53.3K
bc

La Mirada de Jade

read
89.9K
bc

SIEMPRE SERÁS MI VAQUERO FAVORITO

read
162.4K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook