bc

La primera Dama

book_age18+
270
FOLLOW
1K
READ
revenge
contract marriage
HE
arrogant
blue collar
bxg
kicking
city
cheating
seductive
like
intro-logo
Blurb

Paulina Diaz ha sido seleccionada para ser la nueva primera dama del país, de ser solo una esposa normal, ahora es una de las mujeres más influyentes y poderosas

Pero harta de vivir en un matrimonio "perfecto" y con un poco de ayuda, comienza a armar un plan para poder escapar de su marido y de todos lo que le han hecho daño

chap-preview
Free preview
1. La noche del caos
[Paulina] Los flashes de miles de cámaras apuntaban a las afueras del balcón, era el día más importante en el sexenio presidencial, el día de la independencia, este día tenía su estricto protocolo, la vestimenta debía ser una en específico, blanco, n***o o rojo, había optado por usar un vestido ceñido al cuerpo en color rojo, un collar de perlas, cabello recogido para realzar mi cuello, dejé que Francisco usara el traje n***o con la camisa en color blanco y el corbatín n***o, se veía elegante, como siempre —te ves hermosa Paulina, no han pasado los años en ti— me dice para luego dejar un beso en mi cabeza, sonrío y asiento —tú te ves guapísimo como siempre, te espero abajo, el auto nos estará esperando para el recorrido por las avenidas antes de llegar a la casa presidencial— le digo dejando un beso en su mejilla, el besa mi mano y me despido de él «hora del espectáculo, lo has hecho bien todos estos años Paulina, solo una vez más» me digo a mí misma, animándome, soltando un resoplido y sonriendo antes de salir a la calle Pablo el chofer, ya me esperaba arriba del auto, un convertible plateado con el techo descubierto, sonreí para después subirme —que extraño que este año les hayan permitido usar el convertible, ¿no es un poco peligroso? — pregunta Pablo mirándome por el retrovisor, ruedo los ojos y asiento —ordenes de Francisco ya lo sabes, quiere estar más cerca de la gente en su último año en el puesto— digo retándole importancia, él asiente —¿Qué harán cuando todo esto termine? Nosotros nos hemos acostumbrado tanto a su presencia que nos será difícil despedirnos de ustedes— dice sonriendo, asiento —nosotros igual, al menos yo los considero parte de mi familia, a ti, a tu hija, a Ana, a María y a Isabel, son grandes personas, sobre todo trabajadoras, fieles y honestas, espero que todo esté listo para esta noche espectacular— le digo agradeciéndole por todos estos años de servicio, él asiente y sube al auto Minutos después, Francisco llegó e ingresó al auto, tomando mi mano, apretándola un poco, sonreí y dejé un beso sobre el dorso de la suya —ya quiero que todo esto termine, hemos pasado tantos años encargados del gobierno que hemos descuidado nuestro matrimonio, sé que te prometí un viaje hace como un año y…— lo interrumpo —hace tres años me lo prometiste Francisco, pero tranquilo, yo entiendo que tu trabajo es primero y bueno…— ahora me interrumpe él, negando con la cabeza, su teléfono comienza a sonar, revisa la pantalla y la bloquea de nuevo, frunzo el ceño —tendremos esa segunda luna de miel, como te lo prometí, nos iremos a…— su teléfono comienza a sonar de nuevo, interrumpiéndolo, tensa la mandíbula al revisarlo de nuevo —si es alguien importante deberías responder— digo sonriente, él niega y lo termina apagando —tu sabes que por ser los últimos días de mi mandato los compromisos van incrementando, sobre todo después de que ese banco fue asaltado y esos carteles de droga han invadido algunas de las ciudades cercanas, pero… ya no hablemos de eso— dice restándole importancia, asiento alzando ambas cejas —¿y qué piensas hacer respecto a eso? ¿Qué medidas se están tomando para resolver el problema de la inseguridad y de la invasión a esas ciudades ¿no han pensado en los niños y en las familias que se están poniendo en riesgo? — reclamo un poco, Francisco suelta una risa, restándole importancia al asunto —eso es lo de menos, esos malditos narcos no saben con quien están tratando, mi gobierno terminará en perfecto estado— dice sonriendo, paso saliva y asiento un poco intranquila —¿y las amenazas que han mandado a la oficina? Me preocupo por ti y por el personal de la casa — pregunto viéndolo fijamente, rueda los ojos —esas amenazas son una estupidez, todo está bien, te lo aseguro, los atraparemos, además no deberías preocuparte por el personal, en pocas semanas dejarás de verlos— dice viendo por la ventana, mis ojos miran a Pablo, él también me mira, nuestros ojos se conectan, sabemos lo que significa y lo entendemos— paso saliva y miro por mi ventana, las personas ya se van acumulando en las calles —llegaremos en cinco minutos, abriré el techo del auto cuando lleguemos al punto de inicio— dice Pablo acercando su rostro a nosotros, asiento con una sonrisa, pero Francisco le hace una mueca de desagrado —Francisco… ¿crees que después de que dejes el puesto, podamos retomar el tema de… los hijos, de la adopción, siempre lo dejamos pendiente y yo realmente…— me interrumpe haciendo una mueca —por favor, Paulina, tú sabes que por tu “problemita” no hemos podido tener familia, todo esto es tu culpa, ni pienses que esto se trata de mí, desde que te saque de ese pueblucho y en todos estos años de casados lo has intentado y no has podido, mi puesto ha estado en riesgo por no tener una familia solida y tu eres la única culpable y dejemos el tema aquí porque terminaremos peleando de nuevo, ahora sonríe, somos el matrimonio perfecto ¿lo recuerdas verdad mi amor?— dice molesto, paso saliva y asiento, limpiando una lágrima silenciosa sin mirarlo, era verdad, Francisco me habia conocido en la hacienda de campo de sus padres, trabajando como florista en una de las florerías mas importantes de la ciudad y desde que me habian casado con él lo habiamos intentado, pero nunca conseguí embarazarme... Minutos después llegamos a la calle en donde comenzaría el desfile, Pablo y yo nos miramos de nuevo, le sonrío, tratando de tranquilizarme, el techo del auto comienza a bajar y los gritos de las personas se escuchan con fuerza, ¿cómo es posible que estas personas idolatren tanto a un hombre que no se preocupe por su seguridad, que haya robado tanto dinero de los impuestos del pueblo y se haya dado la gran vida? El desfile comienza después de que la música de la banda de guerra militar comienza a sonar, mientras el auto avanza puedo ver que hay listones de colores, confeti y ruido por todos lados, mi cabeza comenzaba a doler y mi respiración se agita cuando comienzo a sofocarme —no quiero que esto acabe, el poder que tengo sobre las personas es increíble, la vida que tengo gracias a ellos y…— volteo a verlo al escuchar esas palabras, ¿cómo es posible que me hayan casado con una persona así hace tantos años, ¿cómo mi padre pudo aceptar ese trato para comprarme? …. Todo se convirtió en un caos de un momento a otro, fue como si se hubiera activado la cámara lenta, mi vestido estaba manchado de sangre, Pablo estaba inconsciente en el asiento del piloto con heridas en el pecho y Francisco… —¡FRAAAAAAAAN!— grito al verlo recostado en el asiento del auto, con varios disparos en el pecho y uno en la cabeza, me quedo en total estado de shock, ¿Qué fue lo que pasó?....

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Crónicas de una Ninfómana

read
7.3K
bc

Enamorada por mi venganza.

read
10.0K
bc

Mi Única

read
686.4K
bc

Un matrimonio sin amor.

read
45.5K
bc

El monstruo de mis sueños.

read
227.8K
bc

Perfecto Error

read
126.2K
bc

LA ENFERMERA DE LA MAFIA

read
12.2K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook