bc

Cuidado con lo que deseas!

book_age18+
1.1K
FOLLOW
8.6K
READ
HE
kickass heroine
heir/heiress
bxg
kicking
bold
loser
detective
campus
city
friends with benefits
assistant
lawyer
like
intro-logo
Blurb

Mi nombre es Andrea, vivo desde los dieciséis años en la facultad de derecho de la mejor universidad para señoritas del país, comparto habitación con mi mejor amiga Emilia, juntas acabamos de recibir la mejor noticia que podíamos esperar. Hemos sido aceptadas para realizar nuestras primeras practicas pre profesionales en los dos mejores estudios de abogados del país, trabajaremos durante seis meses antes de poder graduarnos y poner el pequeño bufete que queremos formar. Así que comencé a trabajar con el único deseo de demostrar que soy la mejor, hasta que se cruzó en mi camino el hombre más desagradable, desconfiado y sin corazón que podría existir en esta ciudad, el mismo que me rechazó luego de enterarse que soy virgen, todo porque pensó que yo le estaba mintiendo o que alguien quería tenderle una trampa. Pero lo único que consiguió fue meterse en mi cabeza, tanto que ahora no puedo dejar de pensar en él, no solo estoy dispuesta de demostrar que soy la mejor en mi carrera, sino también en la cama, aunque sé que de eso no sé nada, pero tengo tiempo para aprender más trucos hasta que vuelva a encontrarlo en mi camino…

Ahora ya se imaginarán todo lo que pasará en mi vida, cuando llegue a mi primer día de trabajo y me encuentre cara a cara con el hombre que decidió rechazarme, porque ahora resulta que Leandro Coppola será mi jefe y es conocido como todo un mujeriego y un don Juan, no le gusta el compromiso y huye de los problemas, sin mencionar que nunca mezcla el trabajo con el placer, y al parecer me ha colocado en su lista de mujer peligrosa, prohibida para él y según oí mentirosa y fácil, todo lo que él detesta en una mujer. Pero eso es algo que no voy a permitir, lo único que deseaba era comenzar mi vida mundana libre del letrero virginal que colgaba sobre mi cabeza y ahora lo único que deseo es a Leandro Coppola…

¿Podrá Leandro Coppola escapar de mis encantos?

chap-preview
Free preview
1. El primer encuentro
Capítulo 1. El primer encuentro no siempre es el mejor. Lo beso hambrienta de más, abro su boca con mi lengua de forma demandante, sin pedirle permiso, disfruto de su dulce sabor al punto que no me queda aire para respirar, siento como me levanta y enrosco mis piernas alrededor de su cintura, él comienza a caminar conmigo mientras lo beso y recorro con ellas todo su cuerpo. Entramos en un ascensor privado, ni siquiera me fije a donde nos llevaría, estaba dispuesta a todo, podríamos salir en el lobby principal del hotel, todos podrían vernos en esta situación, pero en este momento no me importaba, por suerte el aparato no se detuvo hasta el último piso del hotel, seguimos así hasta que se detuvo, siguiendo solo nuestros instintos. Llegamos a una suite de lujo, logré verla de reojo mientras era lanzada a la enorme cama que se encontraba en medio de la habitación, mi corazón late desenfrenado, mis nervios están a flor de piel, he tomado mi decisión y estoy lista para todo. Veo como comienza a quitarse la ropa desesperado, pero lo detengo levantando mi dedo índice y moviéndolo tan provocativamente como puedo, está será mi primera vez y quiero un poco más de atención, claro que no se lo iba a decir, hasta ese momento había actuado como toda una profesional, y no cambiaría de opinión, no en ese momento. -- tktk – le hago un gesto chocando mi lengua contra el paladar y me levanto para empezar un baile sensual, el mismo que bailé la noche anterior con las chicas de la facultad y que he bailado cada noche, durante cada fin de semana que me quedo con ellas, esos que luego mejoraba yo sola en la ducha y que, según sé, me salen de infarto. Me acercó a él moviendo las caderas, comienzo por quitarle su camisa que por cierto ya no quedaba ningún botón por abrir, recorro su pecho con mis manos, haciéndolo emitir gemidos de total satisfacción, bajo mis manos hasta llegar a sus pantalones, me volteo y froto mi trasero contra sus pantalones y muerdo mis labios provocativa cuando volteo a verlo de reojo, poco a poco puedo ver mejor su rostro, y se me hace más hermoso de lo que imaginé, le quito lentamente los pantalones, sé que lo estoy volviendo loco y eso me encanta, lo dejó solo con su ropa interior de color blanco, que le queda a la perfección y la verdad lo he vuelto tan loco, que no me ha dejado nada de su cuerpo a la imaginación, de casualidad roso con mi mano su hombría y me sorprendo al ser levantada en el aire por él y lanzada sobre la cama, -- Se acabaron los juegos mujercita, ahora iremos per tutti – me dice y en ese momento me doy cuenta del significado del lugar donde estaba, “per tutti” parecía ser una clave, algo así como “por todo” o “para todo”, al final eso no me importó, igual a eso iba también yo, ¿no? Se acerca a mí luego de quedarse completamente desnudo y siento como empieza a besar mis piernas mientras me despoja de las sandalias que llevaba puestas, esas era la única cosa que había olvidado quitarme, él besa todas las partes de mí cuerpo, creo tener un orgasmo mientras lo hace, porque siento como mis pezones y mi vientre se ponen duros, y un increíble hormigueo recorre mi cuerpo haciendo latir el centro de feminidad. -- Eres realmente hermosa mujer y hueles tan bien – lo escuché decir en el momento que besa el interior de mis muslos, justo cuando me quita las braguitas de encaje rosa que hacían juego con mi vestido, sentir su aliento en el momento que sus dientes me despojan de la única prenda que me quedaba se sintió genial, la borrachera que tenía encima me ayudó a desinhibirme, pero ahora quería más, siento una corriente eléctrica pasar de mi feminidad a mi cerebro destruyendo todo a su paso, quitando los últimos vestigios de cordura que podría haber tenido en el último momento, liberando ese calor que comenzaba a sentir mi cuerpo y que me estaba quemando por dentro, me sentía igual a como las chicas de la facultad decían sentirse cuando estaban de cacería. -- Por Dios linda , me haces sentir cosas maravillosas -- me dice él y lo beso en los labios sintiéndolos tan dulces. Estoy totalmente excitada, por fin puedo ver bien su rostro. Es demasiado hermoso, más de lo que imagine, no me equivoque al escogerlo y en mi tremenda borrachera cuando comienzo a sentir que es el momento final y que está a punto de entrar dentro de mí, yo solo atinó a susurrarle que sea gentil conmigo, eso fue lo último que hice y de lo que me voy a arrepentir toda mi vida. En ese momento lo veo levantarse y dejarme ahí, sola, acostada sobre la cama, desnuda y sintiéndome completamente humillada sin saber qué fue lo que pasó. -- ¡Qué carajo!, ¿intentas hacerme creer que eres virgen? – lo escuché decir mientras lo veía alejarse de mí y buscar su ropa del suelo para comenzar a vestirse, -- Yo lo… – iba a decir que si lo soy cuando de pronto lanzó un brito desaforado. -- ¿Dime quién carajo te envío a seducirme? – me pregunta molesto y no entiendo nada ¿por qué tiene esa actitud?, comienzo a preguntarme ¿Quién es él para que sospeche que alguien podría haberme enviado a seducirlo? Entiendo que pueda pensar que no soy virgen por la forma como actué, ¿pero de ahí a pensar que alguien podría haberme enviado para seducirlo? -- Pensaste podías aprovecharte de mí, que idiota debí parecerte. ¡carajo! – fue lo último que dijo antes de cerrar la puerta de un portazo y salir de la habitación. ¿La verdad?, no supe qué fue lo que pasó, lo único que supe fue que ese hombre no quiso acostarse conmigo por ser una virgen inexperta, o quizás no se acostó conmigo ¿por qué pensó que yo era alguien enviada para seducirlo y arruinar su vida?, ¿no lo sé? Y creo que nunca lo sabré. Después de sentir la peor humillación que jamás pensé sentir, me acorde que había dejado olvidada a mi mejor amiga, cuando busque mi bolso para llamar a Emilia recién pude leer su mensaje, y comprendí porque nunca llegó al bar en el tiempo que estuve ahí, me sentí aliviada y agradecí que no lo hiciera, al menos no vio lo patética que debí parecer tratando de conquistar a ese hombre que al parecer no le gusta perder su tiempo con jovencitas vírgenes como yo… … Días antes Mi nombre es Andrea, tengo 20 años y me considero una persona alegre, extrovertida, amable y deseosa por comenzar a vivir. Lo digo porque cuando tenía 16 años parte de mi familia falleció en un terrible accidente, mi hermana mayor Romina y yo nos quedamos prácticamente solas en este mundo, solo mi abuelo sobrevivió, pero quedó en estado vegetal y desde entonces está internado en una clínica privada, sin que yo por ser menor de edad en ese momento pudiera tomar decisiones sobre él o visitarlo, así que fue Romina quien decidió con a la Junta directiva de la empresa donde mi abuelo era el director nuestro futuro. Ellos me enviaron meses después como interna al campus de la facultad de derecho de la universidad femenina donde había postulado. Así que ahora estudio derecho en la universidad más importante y prestigiosa del país y estoy a solo un semestre de graduarme con honores, pertenezco con orgullo al quinto superior gracias a mis altas calificaciones obtenidas durante todo el tiempo que llevo estudiando y ahora tengo que realizar mis practicas pre profesionales en un estudio de abogados para poder graduarme de bachiller, he soñado con trabajar al lado de mi hermana, leí que ella trabaja en uno de los mejores estudios del país, por eso me he esforzado tanto por ser la mejor. Como lo dije antes vivo en el campus universitario, y comparto mi habitación con mi mejor amiga Emilia, ella también tiene 20 años e igual que yo tampoco tiene padres, solo una tía mayor que trabaja para apoyarla y pagarle la carrera, por eso Emi siempre intenta permanecer entre las primeras para conseguir algún descuento y apoyar a su tía. También trabaja los fines de semana en uno de los bares más exclusivos de la ciudad, muchas veces le he pedido que me invite, pero en estos cuatro años juntas nunca lo ha querido hacer, dice que no es un lugar para mí, aunque me ha prometido que el día que consiga mi primer trabajo iremos juntas a celebrar, así que no veo los días para recibir esa carta de invitación y poder comenzar mi vida como una “chica normal”. -- ¡Oye Andrea!, ¿estás segura de que conseguirás salir de esta prisión? – me pregunta una de mis compañeras, y levanto el pulgar decidida, todos me molestan diciéndome que el campus es mi prisión, pues nunca han visto que alguien me venga a visitar o que alguna vez yo haya salido para algo, pero estoy completamente segura de que hoy conseguiré esa carta de invitación.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Her Triplet Alphas

read
7.6M
bc

The Heartless Alpha

read
1.6M
bc

My Professor Is My Alpha Mate

read
479.4K
bc

The Guardian Wolf and her Alpha Mate

read
528.7K
bc

The Perfect Luna

read
4.1M
bc

The Billionaire CEO's Runaway Wife

read
618.0K
bc

Their Bullied and Broken Mate

read
476.3K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook