bc

El ruso millonario

book_age18+
9.6K
FOLLOW
34.4K
READ
HE
badboy
mafia
drama
like
intro-logo
Blurb

Mar, trabaja como enfermera en un hospital privado. Su pasión siempre ha sido su ocupación. En una de las emergencias atiende a un hombre con herida de bala, ella se queda con él cuidándolo esa noche como lo ha hecho con sus demás pacientes. Luego de esto, otro hombre que la ve desde la puerta se acerca a ella y le da las gracias por las atenciones que le ha dado a su hermano. Ella solo puede expresar unas cuantas palabras ante la presencia de éste sujeto tan atractivamente peligroso. Cuando ambos se presentan, él le propone tener una cita, Mar aturdida y nerviosa ante este hombre con acento ruso, lo rechaza. Pero él no esta dispuesto a dejarla ir, no después de conocerla. Ella finalmente acepta su propuesta; sin embargo, Nikolay Volkon, vive en un mundo distinto a ella. Mar tendrá que decidir si su amor es suficientemente fuerte para estar con él ¿Quieres conocer lo que pasará? Te invito a leerla.

chap-preview
Free preview
Una nueva vida
Decido darle una visita sorpresa a Alex, mi novio. Giro el pomo de la puerta, la anticipación nerviosa se gesta dentro de mí y rápidamente se convierte en emoción. La mirada en el rostro de Alex no tendrá precio o al menos eso es lo que pienso antes de abrir la puerta de un empujón, asimilo la imagen mental que se me presenta. Esto no es real. Alex no me haría esto. Parpadeo un par de veces, observo como mi novio agarra el cabello de una morena que le esta haciendo un oral ¿Cómo pudo hacerme esto? —¡No puede ser!—digo. Ni siquiera reconozco mi propia voz, grito tan fuerte—.Tú, mentiroso, pedazo de basura. Él me mira, mientras los ojos de la chica se agrandan en estado de shock. Ella finalmente tiene suficiente sentido común para quitar su boca de su m*****o. El color desaparece del rostro de Alex cuando me mira a los ojos y se da cuenta de que ha sido descubierto. —Mar, no es...—dice. Se ahoga con las palabras, pero lo interrumpo. —No es lo que parece. ¿Es eso lo que ibas a decir? Porque esto es exactamente lo que parece. Entiendo que has estado trabajando hasta tarde, pero me parece que le has estado trabajando más. —Sandra es mi secretaria—dice a la defensiva, se pone de pie mostrando su diminuto atributo. Ojalá pudiera tomar una foto y capturar este momento para que todos lo vean. Ver a Alex vulnerable y con su triste m*****o a la vista no tiene precio. Si bien el sexo con él nunca fue algo digno de una ovación, lo aguanté por la vida que me había prometido. Nunca tuve mucho al crecer, y cuando Alex entró en mi vida como el príncipe azul, listo para enamorarme, supe que no podía decir que no. Tomo las libretas y lápices de su escritorio y se lo lanzo. Él trata de esquivarlo. Y su amante se aleja. —¡Vete a la mierda Alex!—le grito. Quería hacer mas, pero no vale la pena. Salgo de ahí furiosa y decepcionada de haber creído en él. Me equivoqué con este hombre y la vida perfecta que pretendíamos tener. Ni siquiera hemos tenido sexo en dos meses, lo que culpé a sus largas noches en la oficina y al estrés de la promoción. Al menos ahora, sé la verdadera razón. Días después... Ver a mi amiga y hablar con ella siempre me anima. Olga me está esperando en la mesa del frente justo al lado de la ventana dentro de la cafeteria haciéndome sentir como una niña otra vez. Ella sonríe mientras se levanta de la silla. Sus brazos me envuelven, asfixiándome con su calor. —¿Estas bien?—dice en mi oído, el aroma de su dulce perfume llenando mis fosas nasales. —Sí —digo. Estudia mi rostro, preocupada. —No te ves tan bien. ¿Duermes? ¿Comes? —Sí, estoy comiendo. Tal vez no tanto como debería. Y no, no estoy durmiendo. Sólo unas pocas horas cada noche, si tengo suerte de conseguir tanto. Esta situación no es fácil para mí. Ella agarra mi brazo mientras tomo asiento en la silla frente a la suya. Luego, toma mi bolso de mi hombro y lo cuelga sobre el respaldo de la silla. Toma la taza frente a ella, se la lleva a los labios, mirándome con grandes ojos azules. Odio ver la mirada preocupada en la cara de todos. Fue una ruptura, no el fin del mundo. No moriré porque Alex me engañó. —¿Estás deprimida? Tu mamá está preocupada. Dejo escapar un fuerte suspiro. —No puedo creer que mi mamá te haya dicho eso. Deja la taza sobre la mesa y frunce los labios. —Estaré bien. Tengo mucho tiempo para encontrar a alguien más y establecerme. En este momento, todo en lo que quiero concentrarme es en estar soltera y en arreglar mi mierda, si eso tiene sentido—digo. —Sí. Eso tiene mucho sentido. Me alegra saber que te estás adaptando tan bien—dice. Extiende su mano sobre la mesa, buscando la mía. Coloco mi palma en la suya y Olga aprieta con fuerza. — Eres fuerte, siempre lo has sido. Alex es un idiota por el que no vale la pena sacrificar tu vida. — Estoy bien. Incluso si no estoy cien por ciento bien en este momento, lo estaré dentro de un mes. Solo necesito tiempo para adaptarme a mi nueva vida y dejar atrás a Alex y mi viejo mundo—digo. Mi tono tiene un poco de ira detrás que casi me sorprende—. Estábamos muy bien juntos al principio, pero el sexo nunca fue algo de lo que presumir—confesé. Levanto mi dedo meñique y digo: —Su pene era demasiado pequeño para satisfacerme. Ella ríe—.La secretaria de Alex estaba a medio de un oral cuando los encontré en su oficina. Me vi obligada a mirar el pene más pequeño del mundo alojado dentro de la boca de esa mujer. Eso hizo que la situación fuera aún más patética. —No eres patética, Mar. Es el perdedor que necesitaba la validación de otra mujer. Su engaño no tiene nada que ver contigo. La mayoría de las veces, las personas hacen trampa porque son inseguras. Tal vez esa persona los haga sentir queridos o especiales en ese momento. No tengo idea de por qué lo hacen, pero te puedo asegurar que eres más que suficiente para Mini Alex. Su comentario me hace reír. —Piénsalo de esta manera. Tienes la oportunidad de empezar de nuevo y encontrar a alguien digno de tu tiempo. Y puedes tener sexo con quien quieras. No más mini p***s—dice. Las dos nos reímos esta vez. Olga pasa una mano por la parte delantera de su vestido y se recuesta en su silla—.Entonces, ¿qué planes tienes ahora? —Quiero inscribirme contigo en la escuela de enfermería —le digo—. Sabes que ese siempre ha sido mi sueño–agrego. Ella da un grito de alegría que hasta las personas presentes se nos quedan viendo. —¡Eso es fantástico! ambas seremos las mejores enfermeras del mundo–exclama con emoción. Teniendo a Olga a mi lado todo será más fácil. Es hora de comenzar una nueva vida. Nota: Esta historia será narrada solo por la protagonista Mar. Temporalmente gratis.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

La esposa rechazada del ceo

read
159.9K
bc

Bajo acuerdo

read
7.2K
bc

Navidad con mi ex

read
8.6K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
49.6K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
85.4K
bc

Tras Mi Divorcio

read
508.1K
bc

Yo, no soy él

read
88.0K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook