bc

Voy a Enamorarte

book_age18+
2.0K
FOLLOW
21.6K
READ
sex
drama
sweet
bxg
humorous
serious
first love
virgin
addiction
passionate
like
intro-logo
Blurb

Ignacio es un policía federal el cual se plantea el no poder formar una familia solida y su mas grande anhelo, el tener esposa e hijos, pero sus grandes enemigos para cumplir su sueño son su temperamento y comportamiento osco que hacen que cualquier mujer se le aleje a penas lo conocen.

chap-preview
Free preview
Capitulo 1
Lucrecia. —AYUDAAAAA... AYUDAAAAAA. —corro desesperada hacia el portón golpeándolo con todas mis fuerzas y un poco mas salto de la desesperación—. POR FAVOR AYUDAAAA. —¿Qué pasa?. —sale un hombre corriendo y con cara preocupada, pero le apunto a mi hermana que viene detrás mio. —Mi sobrina se ahoga. —corre acortando la distancia y la agarra de inmediato. —¿Con qué se ahogó?. —Con un maní. —le revisa la boca y la pone boca abajo. —Oh Dios Mio Señor por favor. —desesperada miro como le golpea la espalda con suavidad. —¿Qué edad tiene?. —miro a otro hombre que sale de la comisaria con un celular en las manos. —Tiene cuatro años. —¿Usted es la madre?. —No, es mi sobrina, mi hermana es la madre. —Vamos preciosa suéltalo... Vamos mami suéltalo. —Oh Dios Santo. —del desespero comienzo a saltar hasta que caigo de rodillas. —¿Tia qué pasa?. —la abrazo a Violeta con fuerza. —Oh Señor Santo por favor. —Vamos preciosa suéltalo, no te vayas. —cuando escucho el llanto grito parándome—. Hay que llevarla al hospital, rápido. —Si, ve con ellos Marce voy atrás. —Si. —con Viole sentada en el asiento del acompañante manejo atrás del patrullero que va con las luces encendidas como una emergencia. —Tia tengo miedo. —No pasa nada corazón, es un susto nada mas. —¿Y porqué mi hermanita no podía respirar?. —Porque el mani era mas grande que su boquita por eso pasó, ahora no vamos a comer nunca mas mani. —Pero a mi me gusta. —Pero es peligroso Viole, es feo no poder respirar. —corro hacia ellos cuando entran con la nena y mi hermana atrás. —Señorita. —miro al hombre que le hizo reanimación—. Esta todo bien, venia llorando, la van a controlar. —Gracias. —con mi brazo libre lo abrazo haciendo punta de pies porque es enorme—. Gracias gracias gracias, no sé como agradecerte de verdad. —Venga, vamos a sentarnos a esperar. —me siento al lado de la puerta de emergencia y en el suelo con Viole en mis piernas apoyando su cara en mis pechos—. Tome, les va a dar frio. —Si. —estoy en remera, pantalones cortos y descalza, y Viole con vestido y descalza—. Estábamos teniendo una fiesta de chicas cuando pasó. —Íbamos a hacer una pijamada y ver pelis de princesas. —Wou, suena al mejor plan de la vida preciosa. —se sienta a mi lado, envuelvo a Viole apretándola bien—. ¿Tu nena?. —No, no tengo hijos, son mis sobrinas. —Eres hermosa nena. —la mira a mi sobri sonriendo y ella se friega en mi vergonzosa. —Gracias. —mis lágrimas no dejan de salir, le sonrío cuando me tiende un pañuelo. —Es normal que llores, la tensión es. —Nunca me desesperé tanto como hoy lo juro, no sabia que hacer. —¿Quién se espera que pase una cosa asi?. —su mirada me da calma sorprendentemente—. Nunca estamos preparados. —Ahora voy a tomar un curso de resucitación, juro que lo hago. —Jefe, la nena esta bien. —Bien, esperemos un poco así no queda la chica sola con la nena. —Voy a la camioneta que tengo frio. —apoyo el mentón en la cabeza de Viole sintiendo como se durmió y no paro de pensar. —Va a tomar unos días que lo asimiles. —lo miro alzando las cejas. —¿Como haces? Pase por algo con mi sobrina y siento que casi se me termina el mundo, y tu debes ver millones de cosas al día. —Aprendo a alejarlo de mi cabeza, no niego que al principio costo y me afecto, pero ya no. —le acomoda la campera en los pies a Viole—. Cuando al fin lo proceses es muy probable que te de un ataque de llanto, vas a sentir que no puedes sacar el miedo de tu sistema y que te ahogas, solo recuerda esto, suéltalo, no lo retengas, grita y golpea tu cama, no lo aplaques. —asiento mirándolo a los ojos—. Sácalo todo asi quedas libre. —miro la puerta cuando sale Marce. —Lucre. —me paro con la ayuda del hombre, le doy un abrazo con fuerza—. Esta todo bien gracias a Dios. —Gracias Dios. —se aleja secándose la cara. —La van a dejar hasta mañana a la mañana en observación. —Bien, voy a casa y te traigo ropa. —Si, y los documentos y el carnet de obra social. —Ya venimos. —le tiendo mi teléfono—. Te llamo con el tuyo. —Si, voy con Mora o se va a asustar sin no me ve. —la cargo bien a Viole, tiene seis años y me pesa mucho, cuando entra miro al hombre sonriendo. —Debo ir a mi casa, muchísimas gracias por todo, te debo la vida. —Tranquila, lo volveríamos a hacer mil veces mas. Camino hacia mi auto que lo deje como venia, si vinieran los de transito me harían una multa, pero lo que menos pensaba era en estacionarlo, solo quería correr a ver que mi sobrina este bien, ni siquiera hice que Viole vaya en el asiento, me subí con ella en brazos y asi maneje. En la casa veo todo el revuelo recordando lo que paso, estábamos comiendo pizza viendo una peli de princesas, y teníamos unos maní con papitas, Marce no la deja comer esas cosas pero no se como logro llevarse uno a la boca, comenzó a golpear la mesa con sus manitos y ahi supe que estaba atorada, mi hermana intento hacer lo que pudo pero cuando pasaron unos treinta segundos y reaccione nos fuimos a mi auto que estaba en la vereda y salimos, a tres cuadras queda la comisaria de las fuerzas especiales, y lo primero que me dije fue que ellos tienen preparación asi como mi hermana que es medica generalista, pero se nublo, se bloqueo al ver a su hija muriendo, pero sabia que ellos no iban a bloquearse. Sentada en la parte de la guardia espero a que salga, al fin quedo con su celu y yo con el mío, pero no pude irme a la casa después de traer ropa y los papeles, necesitaba quedarme esperando porque mis nervios son enormes. —Lucre. —me paro con Viole en mis brazos, sonrio al verlas salir, Mora despierta y con cara de cansada donde lucho por su vida la pobre. —Oh mi corazón. —me envuelve con sus bracitos y yo la beso—. Estas bien mi vida. —Vamos a casa Lucre, no dormimos nada. —Si. —en la casa nos acostamos en su cama las cuatro, llora en silencio mirando a Morita—. Ya paso Marce, esto es para aprender a prestar mas ojo. —No pude hacer nada Lucre, se supone que salvo vidas y no pude hacer nada por mi hija. —Es que ahi esta, es tu hija, fue diferente, no pudiste actuar con frialdad. —me mira desesperada—. No eres desalmada cuando atiendes a las personas pero no hay sentimientos, no los conoces, Mora es tu hija y es obvio que te bloquees. —la mira dormir con calma. —Cuando corríamos hacia los policías la vi en mis brazos y dije, estoy corriendo con mi hija muerta y no hago nada, no pude hacer nada por ella. —aprieto su manos sin decir nada—. No hice nada Lucre, fui una inútil. —No digas eso, no te lastimes mas Marce. . . Aviso!!! Esta historia si es aceptada va a comenzar la publicación en septiembre.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Navidad con mi ex

read
9.5K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
56.3K
bc

La esposa rechazada del ceo

read
177.3K
bc

Bajo acuerdo

read
13.4K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
88.4K
bc

Tras Mi Divorcio

read
516.2K
bc

Yo, no soy él

read
89.4K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook