bc

La Leyenda de Astados

book_age18+
3.0K
FOLLOW
14.6K
READ
adventure
drama
comedy
bxg
humorous
kicking
moon goddness
werewolves
vampire
witchcraft
like
intro-logo
Blurb

Allison una híbrida mitad humana, mitad vampiro intenta salvar al mundo y demostrar que es digna al trono del reino de los vampiros cuando va a una misión para detener al dios Astados junto a los mellizos Derek y Dylan Brown.

chap-preview
Free preview
1
Ubicación: Cueva Les Trois - Fréres, Ariege Francia: Un grupo de investigadores guiados por el paleontólogo Mendel Frönk siguen en busca de muestras híbridas antropomorfas en el arte rupestre, similares o mejores a las que se han encontrado en varios lugares de esa zona, sin embargo, los límites deberían existir primordialmente para los humanos. –¡Doctor! Aquí hay algo –exclamó uno de sus trabajadores al encontrar unas pequeñas profundas líneas frente a él. Los ojos verdes del reconocido y ambicioso doctor Frönk fueron los primeros en fijar su curso hacia el lugar. Tras su aprobación el estudio comenzó su curso directamente dónde encontraron las marcas con las indicaciones especiales del galardonado doctor Frönk que cada vez sus rasgos se marcaban mientras el más grande y peligroso descubrimiento de su vida estaba frente a él. –¡Alto! –ordenó. Tomó unos guantes adecuados para su trabajo y se los colocó en las manos. Acercó su mano hacia esas líneas antropomorfas rozando cada una disfrutando el éxtasis que se producía en su cuerpo ante tal descubrimiento, en el centro de la imagen que formaban una criatura con grandes astas encontró un diamante. Sintió la delicadeza de esa piedra preciosa en sus dedos a través de los guantes cuando la tomó de su lugar y la atrajo hacia él. El brillo del diamante se reflejaba en sus ojos llenos de codicia, los pensamientos más ambiciosos cruzaron por su mente, esperando el mayor reconocimiento por su nueva adquisición. Estaba seguro que tendría tanto dinero que hasta sus bisnietos lo disfrutarían. De pronto un sonido se escuchó desde el fondo de la cueva, las personas alrededor sintieron un escalofrío recorrer su cuerpo, todos a excepción del doctor Frönk que estaba sumergido en la avaricia de su mente. –Doctor, creo que debemos salir –murmuró uno de los trabajadores. –Por supuesto que no –exclamó –. Se debe continuar buscando en esta zona. El doctor Frönk señaló hacia lo profundo de la cueva cuando el suelo debajo de ellos se sacudió y se escuchó nuevamente ese sonido. –¿Qué es esto? El doctor Frönk fijó sus ojos verdes en el pequeño agujero donde había sacado la piedra preciosa. Había comenzado una extraña oscuridad que crecia a traves de las líneas profundas, el doctor se inclinó un poco para observar mejor, parece que el miedo no causaba la misma reacción en él, como en los demás que por instinto dieron un paso atrás. Cuando sus dedos se acercaron al agujero que expandió la oscuridad a través de la imagen rupestre que de pronto parecía desprenderse de la pared y de un momento a otro, todos a su alrededor cayeron muertos. Esa criatura era tan solo unos centímetros más baja que el doctor, por alguna razón él seguía con vida. La criatura tenía un aspecto híbrido entre humano y animal, con garras en sus manos y pies, un hocico y ojos rojos que resaltan en su piel absolutamente negra, además de unas enormes astas saliendo de su cabeza. Los ojos rojos de la criatura se fijaron en las manos del doctor Frönk dónde aún sostenía el diamante. –Tu me has liberado – la voz gruesa salió del hocico de la criatura y sin perder más tiempo extendió su mano con garras directo al cuello del doctor Frönk y una oscuridad se extendió hacia el cielo, oscureciendo todo a su paso dando la señal que el Dios Astados estaba en este mundo para comenzar una nueva era… * Territorio de los Vampiros: La chica de cabello n***o y ojos marrones busca desesperadamente una salida en medio del espeso bosque, la luz de la luna es su aliado en este momento, al igual que la habilidad que habia heredado de su madre y la fuerza y velocidad de su padre. Un vampiro salió detrás de un árbol y ella lo detectó a tiempo lanzando una daga directo a su pecho, dió un salto hacia las ramas de los árboles siguiendo el camino hacia su objetivo, más adelante se encontró con otros dos vampiros que derribó con facilidad. Al bajar de los árboles se acercó a su último obstáculo, se puso de pie ante el gran lobo color arena frente a ella, para lograr su meta debía derrotarlo de cualquier forma. Dió unos pasos a su derecha mientras el lobo soltó un gruñido siguiéndola con sus ojos miel decidido a estropear sus planes. Ella esperó pacientemente a encontrar una oportunidad para atacar, un punto débil como su padre le había enseñado, creyó ver algo a su izquierda y cuando dió un paso al frente, el lobo se lanzó hacia ella rápidamente con una fuerte mordida que ella esquivó con facilidad subiendo a una rama del árbol, el lobo la siguió y levantó sus patas delanteras directo al tronco del árbol para derribarlo, la chica saltó hacia el suelo y la velocidad del lobo fue más rápida cuando la empujó contra el suelo, ella se giró velozmente y formó un látigo de fuego que lo llevó directo alrededor del cuello del lobo. –¡NO! –se escuchó desde el fondo del bosque y el Rey Vampiro apareció –Te he dicho que la magia es tu último recurso. La chica desvaneció el hechizo de fuego y frunció el ceño molesta al escuchar el reclamo de su padre. –Esta es la última fase del entrenamiento, ya podía usarla –escupió. –Llevamos este entrenamiento desde hace semanas porque no puedes seguir instrucciones, Allison –alzó la voz. El pecho de la chica subía y bajaba rápidamente, su padre solo usa su nombre cuando está realmente enfadado. –¡Es solo un entrenamiento! –reprochó. –¡¿Y si no lo fuera?!¡Quieres gobernar un reino y no estas preparada! –escupió. La desaprobación de su padre es lo que más le duele a Allison. Su vida ha sido dedicada a entrenamientos constantes encerrada en un palacio sintiéndose una extraña en medio de un territorio que solo la veía como una deshonra por su origen y sus costumbres que en parte habían sido inculcadas por su madre. –Tío Maycol, creo que estás exagerando un poco, Aly lo estaba haciendo muy bien –intervino el chico rubio detrás. –¡Dylan! Ponte al menos unos pantalones –exclamó Allison tapándose los ojos con las mejillas encendidas al ver que el rubio no lleva indumentaria. –Lo lamento –se disculpó torpemente colocándose la ropa que en ocasiones olvida con las constantes transformaciones que hace. –Te agradezco tu ayuda, Dylan –gruño Maycol –Regresa a tu territorio, estoy seguro que tus padres están preocupados por tí. –De hecho puedo hacer lo que me plazca… –se detuvo así mismo cuando los ojos negros del Rey Vampiro se clavaron en él –Claro tío, llameme en cualquier momento, los quiero. El rubio estaba a punto de salir del territorio de los vampiros cuando la luna y las estrellas se ocultaron y una brisa helada movió los árboles repentinamente. La espesa oscuridad estaba a su alrededor y no permitía ningún tipo de visión. Allison sintió unas manos en sus hombros y por el olor distinguió a quien consideraba su hermano a pesar de no llevar la misma sangre. De pronto una luz se distinguió a lo lejos, una pequeña flama de fuego que se movía en dirección hacia ellos, sin embargo no parecían alterados porque habían reconocido esa melena color azabache, los ojos plateados y el olor que emanaba. Allison levantó su mano y formó una pequeña flama de fuego parecida para tranquilizar a su hermano que presionaba sus hombros inconscientemente, además era de su conocimiento que el mayor temor de un lobo era la oscuridad. –Te ves ridículo, Dylan –escupió su mellizo acercándose. –¡Cállate, Derek! –reclamó rápidamente –. ¿Qué haces aquí? Al realizar la pregunta de la misma forma en que la oscuridad apareció también se desvaneció, tomando la misma dirección por la que llegó junto a la brisa helada. La tranquilidad volvió y todos respiraron nuevamente aunque no sabían qué fue lo que había sucedido en ese momento. –¿Qué haces aquí, Derek? –preguntó el Rey Vampiro. –Tuve un presentimiento –respondió con su tono tranquilo. –¿Fue mamá? –preguntó Dylan que no había soltado a Allison. –No fue ella –respondió la chica. –Tienes razón –comentó nuevamente el rubio que recibía un mensaje a través del enlace mental –. Pero dice que todos debemos ir a casa ahora y eso te incluye tío. –Debo ir al reino para ver qué todo esté en orden y luego los alcanzaré. –Papá, yo puedo… –Ve con ellos, Allison –la interrumpió su padre. Ella tragó saliva y bajó la mirada, el Rey Vampiro se dió la vuelta y se dirigió hacia su territorio mientras que el rubio se transformó fácilmente en su forma lobuna sin darle importancia a la ropa que llevaba puesta. Su mellizo y la chica subieron a su lomo de inmediato para dirigirse al territorio de los lobos…

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

El Alpha

read
195.1K
bc

Mi Crush es un Alpha

read
13.4K
bc

Emparejada con el Alfa Bestial

read
22.1K
bc

El regreso de Mate traicionada

read
16.9K
bc

Beta, estás loco

read
88.5K
bc

La hija de la Diosa Luna

read
8.6K
bc

Blood Mates

read
7.2K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook