bc

Las reglas del Sugar Daddy

book_age18+
20.6K
FOLLOW
130.5K
READ
dominant
heavy
kicking
city
judge
stubborn
like
intro-logo
Blurb

Olivia, esta desesperada por algo de dinero extra para pagar las nuevas cuotas de la universidad. Esto la obligara a inscribirse a un sitio web de Sugar Daddy. Sin embargo, no esta muy segura de obtener un candidato, ya que comparadas con las otras chicas, ella no tiene un físico atractivo segun los estereotipos sociales.

Demian Black, es un exitoso Juez. No le interesa una relación formal con ninguna mujer, ya que la mayoria de ellas estan interesadas en su dinero. Él al escuchar hablar sobre el sitio web de Sugar Daddy, toma la decisión de registrarse y encontrar una mujer joven con la cual pueda obtener placer a cambio de dinero. Él a ver la fotografía de Olivia la desea.

Una vez reunidos le explica sus reglas:

1) Debe obedecer sus ordenes.

2)Exclusividad, no puede salir o tener sexo con alguien más.

3) Recibir el placer que él le ofrece sin objeciones.

4) No enamorarse.

¿Podrán estar reglas evitar que sientan mas que una simple atracción s****l? Descubrelo en: Las reglas del Sugar Daddy.

chap-preview
Free preview
Capítulo I
Libro con narración en tercera persona. ------ Olivia trabajaba en un supermercado no tenia otra opción, pero estaba cerca del campus y le proporcionaba suficiente dinero para sobrevivir. —Buenos días—saludó algunos de sus compañeras que estaban en los vestidores de mujeres del supermercado donde los empleados se vestían. —Buenos días—Olivia— respondieron todas casi al mismo tiempo. El problema era que últimamente había experimentado una racha de mala suerte, entre ellas la nuevas cuotas de la universidad y el pago de alquiler del cual debía ya dos meses y, sino conseguía algo de dinero pronto, la sacarían a patadas del departamento en el que vivía. También recordó que tenia que comprar los libros nuevos para sus clases. Cuanto más pensaba en el dinero que debía, más sudaba. No se suponía que la vida fuera tan complicada. La universidad debería ser el mejor momento de su vida y, sin embargo, se estaba convirtiendo en un desastre. Ser una persona independiente era difícil, nunca se imaginó que alejarse de la "protección" de su tíos significaría fracasar en esta etapa de su vida. Pero estaba ansiosa por alejarse de ellos, nunca la trataron bien y le echaban en la cara todo lo que le daban. Con su mejor sonrisa en su rostro comenzó a recibir al primer cliente de la larga fila que se había formado en la caja de pago en la que estaba. —Bienvenido a Supermercado Ahorro ¿encontró todo lo que necesitaba? — dijo ella la típica frase que debía decir. Luego de eso pasó los productos y la computadora hizo su trabajo. Aún así, en el fondo de su mente, se preguntaba si alguien la consideraría alguna vez. Registrarse en el sitio web " Sugar Daddy online" le había costado mucho valor. De acuerdo, no tenía exactamente muchas opciones, pero había escuchado a un par de chicas reírse de eso en clase y estaba desesperada. Era como un foro de citas en línea, solo que tú sabías de inmediato que te llevaría al sexo si te contactaban. Había leído toda la información pertinente adjunta al sitio web. Seguro, consensuado y exigieron que la primera reunión fuera en un lugar público según el acuerdo en el sitio web. No sabía si alguien realmente se apegaba a esas reglas, solo que ella iba a hacerlo. No es que nadie hiciera clic en su fotografía. Ella era la única mujer con curvas y rellenita en el sitio web, y lo había comprobado viendo las las fotografías de las demás chicas. La verdad era que una parte de ella quería ayuda y otra no quería que nadie hiciera clic en su nombre. Un hombre mayor podría elegirla y ella le tendría que dar acceso a su cuerpo por dinero y eso lo sabía muy bien. Al menos no estaba vendiendo su alma ni su virginidad. No, eso había desaparecido hace mucho tiempo cuando fue al baile de graduación de la escuela secundaria. Las chicas a las que había oído reír en clase habían mencionado cómo se habían estado ahogando en deudas, pero con un par de citas, los hombres a los que habían servido las ayudaron. Ella queria que le sucediera lo mismo.Sin embargo, no había forma de que un hombre la eligiera. Los hombres según ella no querían una chica con curvas y regordeta. Solo chicas delgadas con grandes senos y un bonito trasero. Sin embargo, ¿podría seguir adelante con eso? Desde el principio, supo que iba a tener relaciones sexuales con el hombre que la eligiera. Al final de su turno, estuvo a punto de eliminar su nombre del maldito sitio. Al salir del supermercado agarró su bolso y caminó hacia su departamento. No miró su teléfono celular, negándose a ver si alguien podía quererla. Ponerse en la línea de esta manera no la animó exactamente. Una semana y nada. Simplemente demostró que sus tíos tenían razón. Ella no valía nada y nadie podría quererla. No cuando era huérfana de padre y madre. Al llegar a su puerta, vio un letrero en su puerta que le informaba que su casero la estaba buscando. Tomó el pomo de la puerta, abrió la carta y vio la advertencia final. Si ella no pagaba el alquiler atrasado, él no tendría más remedio que desalojarla. Apoyó la cabeza contra la puerta y la golpeó con la mano. La cerró detrás de ella y encendió la luz. Se dirigió hacia la pequeña cocina y sacó un pedazo de pizza del día anterior del refrigerador. Mientras se calentaban en el microondas, su teléfono celular sonó. Al sacarlo de su bolsillo, vio que era una notificación del sitio web de Sugar Daddy. Cerró los ojos, hizo clic en la notificación y se abrió: Has sido seleccionada. Ella leyó las palabras y luego fue a la cuenta, iniciando sesión para ver que tenía un mensaje esperándola. El microondas emitió un pitido y ella sacó la pizza y puso en plato y se sentó en la silla cerca de su pila de libros. Decidió leer el mensaje en voz alta: Hola, me gustó tu fotografía y me preguntaba si te gustaría que quedáramos para vernos. No soy un hombre que no busca el amor, solo un buen momento de placer. Se quedó mirando el mensaje, sin saber muy bien qué decir. No había imagen en el perfil de esta persona, solo un titulo que decía " Se busca Sugar Baby " Se mordió el labio, decidió responderle: ¿Cuándo te gustaría que nos reuniéramos? Su corazón se aceleró mientras esperaba su respuesta. No tuvo que esperar mucho antes de que sonara su teléfono. La ubicación que dio fue de una cafetería cerca de la universidad su corazón se aceleró. —Oh, mierda—exclamó. Se pasó una mano por la cara, preguntándose qué diablos hacer. ¿Y si este tipo era un acosador en busca de su próxima víctima y ella lo era? Pasó el tiempo y llegó otro mensaje de texto. Al hacer clic en el botón, volvió a leerlo en voz alta: ¿Qué tal si nos vemos en el almuerzo ? Soltó un suspiro, decidió que tenía que intentarlo. No había nada más que pudiera hacer. La carta fue la gota que colmó el vaso. El propietario le había dicho antes que si aparecía una carta, se vería obligado a echarla. Ella le respondió el mensaje de texto: Me parece bien, te veré allá.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

La esposa rechazada del ceo

read
159.9K
bc

Navidad con mi ex

read
8.6K
bc

Bajo acuerdo

read
7.2K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
85.4K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
49.6K
bc

Tras Mi Divorcio

read
508.1K
bc

Yo, no soy él

read
88.0K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook