bc

OASIS (Oscuridad Celestial III)

book_age18+
0
FOLLOW
1K
READ
dark
one-night stand
HE
opposites attract
mystery
loser
apocalypse
magical world
war
like
intro-logo
Blurb

El mundo ha quedado devastado después de la guerra entre las Hudes y los Celestiales.

Mia huye con su hermana Alyssa. Ahora que sabe que ambas corren peligro y están siendo cazadas por las Brujas Supremas, tienen que tener un perfil bajo. Nadie es un aliado y ninguno se unirá a pelear por ellas. A no ser que Nesh, traiga el infierno a la tierra. Eso es seguro.

El amor puede llevar a la locura. Y Nesh, lo ha comprobado.

Mataría por Mia. Y una vez más, arriesgará su vida para protegerla.

Un demonio y una Hude, es un caos seguro.

Los Celestiales y las Brujas Supremas, atacarán sin compasión. Ambos tienen un objetivo en común.

Matar a las Hudes.

Su mera existencia pone en riesgo a ambos mundos.

¿Las Hudes ganarán esta batalla?

¿Nesh podrá controlar el caos en el que se ha convertido Mia?

La única que puede saber cómo terminarán las cosas, es la que está decidida hacer arder el mundo y vengarse de todos. Alyssa, solo quiere ver caer muertos.

¿Habrá redención para todos?

chap-preview
Free preview
Prólogo
La niña lloraba inconsolablemente, tenía sus piernas arriba contra su pecho mientras pasaba sus brazos alrededor de ellas. Cada sollozo era más fuerte que el anterior. La bruja encargada de ella se le acercó y le preguntó que había sucedido. —No quiero estar aquí. —sollozó la niña. —¿Y dónde quieres estar? —preguntó amablemente la bruja. —No lo sé, pero no aquí. Aquí me hacen mucho daño —otro sollozo. La bruja hizo que abriera sus ojos y la mirara. Tenía un color poco común, eran de un color púrpura, hermosos. Sus cabellos eran del mismo color, lo cual era fascinante para las demás brujas mayores. Haciéndoles recordar a quién pertenecía. Una de las brujas más poderosas y supremas había acogido a la niña en sus brazos y cuidado hasta que creciera. Porque ella sabía lo importante que era tenerla. —¿Quién te hizo daño? —preguntó. —Las niñas del aquelarre. Ellas me jalaron del cabello e hicieron que unas ranas me siguieran. —la bruja asintió entendiendo el problema. —Después rompieron mi vestido —le mostró el desgarre que tenía su vestido verde, era su favorito. —¿Por qué te hicieron eso? —sus pequeños hombros se encogieron. —Dicen que no pertenezco aquí, que me odian. —otro sollozo. —Que soy una traidora. Pero no entiendo por qué. —¿Y tú crees eso? ¿crees que no perteneces aquí? ¿Qué eres una traidora? —otra vez se encogió de hombros. —piensas que por aún no poder manifestar tu magia ¿no perteneces aquí? —Todos los niños del aquelarre ya saben usar su magia ¿por qué yo aun no puedo hacerlo? ¿por qué soy un bicho raro? —lágrimas comenzaron a bajar por sus mejillas otra vez, su cuerpo se sacudió en sollozos. Las manos de la bruja mayor fueron a sus hombros y la obligaron a mirarle. —Mírame, hazlo. —su voz autoritaria hizo que la niña alzara su vista y la enfrentara. —Tu eres una bruja muy poderosa. El hecho de que tus poderes aún no se hayan manifestado, no significa que no perteneces aquí. A unos les toma más tiempo que a otros. —sus palabras estaban logrando tranquilizar a la niña. —Pronto conocerás tu poder, y entonces todos van a temer de ti. ¿sabes por qué? —la niña sacudió su cabeza. —Porque el destino te tiene algo preparado. Naciste con un propósito, el cual yo te llevaré a ello. ¿confías en mí? —ella asintió con la cabeza. ¿cómo no iba a confiar en ella? Era su cuidadora después de todo, la única que cuidaba de ella con sus demás hermanas. Era a lo que llamaba familia. Y lo único que conocía. La bruja sonrió enseñando sus dientes. —Entonces si realmente quieres llegar a ser esa bruja tan poderosa como yo, tienes que comenzar ahora. —¿Cómo? —preguntó la niña entusiasmada. Ella quería que dejaran de molestarla las demás niñas por no tener magia. Haría cualquier cosa para que la respetaran y temieran. —Primero hay que entrenarte. Tengo una misión para ti. —¿Cuál misión? ¿de qué trata? —No seas ansiosa, pronto lo sabrás. Cuando crezcas te enviaré allí. Para entonces tus poderes ya se habrán manifestado y podrás lograr tu objetivo. —¿A dónde me enviará? —las cejas de la niña se juntaron, ahora estaba más curiosa. —A una misión donde tendrás que lidiar con los mortales. —¿Los mortales? —Si, es una misión muy peligrosa, pero sé que lo lograrás. Porque si logras el objetivo, entonces serás parte de nosotras, un puesto entre las brujas supremas te espera. Los ojos de la niña se agrandaron enormemente. Lo que la bruja mayor le decía era más que brillante. Las brujas supremas eran las más poderosas en el aquelarre. Y aunque nadie podía llegar a pertenecer a ellas, la bruja le estaba dando una oportunidad a ella, a una niña huérfana. —¿Por qué a mí? —preguntó la niña. —no soy como las demás niñas. La bruja mayor sonrió con vehemencia y acarició su cabello. —Por eso, porque no eres como las demás niñas. Eres mejor que ellas. Ellas no están a tu alcance. Mira —le enseña su propio cabello. —¿esto no te dice nada? el color de tu cabello y ojos, son deslumbrante. Ellos te envidian por portar este color, y sabrás algún día por qué—la niña miró su cabello con melancolía. Siempre había sufrido golpes y travesuras por las demás niñas y niños, por ese color. Ningún niño o niña tenía esos cabellos y ojos. —Pero las niñas dicen que soy un bicho raro por ello —hizo un puchero. La bruja sacudió su cabeza con una sonrisa. —No. Es mentira. —¿Por qué entonces tengo este color? La mandíbula de la bruja pareció tensarse, pero no eliminó la sonrisa. Sus manos seguían acariciando el cabello de la niña. —Porque tu madre así era. Lo heredaste de ella. —la bruja apretaba fuertemente los dientes, pero la niña no parecía darse cuenta. —Por eso eres especial y las niñas especiales deben estar con nosotras, con su igual. Cuando crezcas lo comprenderás. —asintió con su cabeza. —Entonces ¿quieres hacer esta misión cuando tengas la edad adecuada? —aún no le había explicado de que trataba, pero en su interior la niña solo quería la aceptación de todos en el aquelarre y eso incluía la de su cuidadora. —Si, quiero hacerlo. Quiero convertirme en alguien poderosa. —la determinación brilló en los ojos de la niña. Y la bruja sonrió con satisfacción. —Esa es mi niña —la atrajo en sus brazos y dijo. —Créeme, que así será. Serás tan poderosa que todos van a temerte, Alyssa. Pero en la mente de la bruja mayor remolinaba otros pensamientos, lejos de la misión que tenía preparado para la niña. Una que traería la gloria que siempre estuvo esperando. Y para ello necesitaba utilizar y manipularla para su beneficio. Alyssa no sabía que pronto su destino iba a cambiar. Y el orden de todo el mundo, iba a convertirse en una ruina.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

La alfa Danna, reina de los lobos sin humanidad y los lobos desterrados

read
64.1K
bc

LOGAN MILLER

read
8.6K
bc

ALFA EMBRUJADO....

read
10.0K
bc

ERES MIA HUMANA

read
23.2K
bc

Sin ti es difícil

read
12.0K
bc

LA MATE SUSTITUTA

read
13.9K
bc

SERÁS MÍA MI REINA

read
18.1K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook