bc

Virginidad Subastada

book_age18+
1.6K
FOLLOW
5.6K
READ
billionaire
HE
bxg
kicking
city
friends with benefits
assistant
like
intro-logo
Blurb

Lauren, es una joven estudiante que trabaja como mesera para pagar las cuotas universitarias, cuando se entera de que su madre va a perder su negocio por falta de dinero, tomará una decisión importante: vender su virginidad a cambio de dinero en un club privado de millonarios.

Bayron Black, será su mejor postor, pero con el tiempo ambos no podrán evitar que sus sentimientos se interpongan entre ellos ¿Podrán olvidar lo que sienten el uno por el otro tan fácilmente?

chap-preview
Free preview
La hipoteca y más deudas
Narra Lauren Me quité el delantal, habia terminado mi turno en la cafetería donde soy mesera. Agarré mi bolso y corrí hasta la parada del autobús.Veinte minutos después, llegué a Andrea's Boutique, salté del autobús y caminé rápidamente hacia la boutique de mi madre. Martín, el asistente de mi madre estaba mirando a través de la ventana de visualización con el ceño fruncido en la frente. —¿Qué haces aquí?—me preguntó mientras entraba en la tienda. —Necesito revisar algo que está en la oficina de mamá—dije, y me apresuré hacia la parte trasera de la tienda. Al cerrar la puerta, casi me tropiezo con una pila de muestras en mi prisa por llegar al desordenado escritorio de recibos y cartas de mi madre. Me senté en su silla giratoria y abrí su cajón. En realidad estaba buscando el extracto bancario de mamá, pero cuando abrí el segundo cajón, mis ojos se encontraron con un documento extraño. Lo recogí con curiosidad y pensé que se me había parado el corazón en el pecho. Lo volví a leer y todavía no podía creer lo que estaba viendo. Saqué mi teléfono de mi bolsillo y llamé a mi madre. Ella contestó al quinto timbre. —Hola hija. —Hola mamá, estoy en tu oficina— le dije. —¿Por qué estás?—hizo una pausa cuando se dio cuenta de lo que significaba mi declaración—¿Qué estás haciendo en mi oficina? —¿Hipotecaste la casa de la abuela para abrir la boutique? Durante unos segundos se hizo el silencio. Entonces ella dijo: —Sí— su voz era tan suave que tuve que esforzarme para escuchar. Podía sentir la sangre latiendo en mis oídos. —Pero me dijiste que tenías algunos ahorros… que vendiste algunas de tus joyas. —Lo hice, pero no estaba lo suficientemente cerca para conseguir la Boutique. —¿Así que hipotecaste la única propiedad que nos quedaba?— mi voz se elevó, a pesar de que estaba tratando de mantenerla baja. —Lauren—dijo con un profundo suspiro—.Hice lo que había que hacer. Ya sabes, no tiene sentido abrir en un área lúgubre. Incluso mis propios amigos no soñarían con venir a verme si hubiera abierto en otro lugar… De repente, era demasiado. La universidad llamándome por las cuotas vencidas, y ahora esto. Mi voz se quebró mientras las lágrimas rodaban por mis mejillas. —¿Cómo pudiste hacer esto sin decírmelo, mamá? Lo hablamos y te dije que abrir una boutique en un momento en que todo el mundo compra online es una locura. Pudimos habernos mudado a un área un poco más barata y alquilar la casa y usar ese dinero para pagar lentamente nuestras deudas. Esa era la opción segura, pero claro, tenías que ir y tirar cada centavo que nos quedaba en esta estúpida tienda. Y ahora no nos quedan más activos. ¿Qué vamos a hacer si la boutique falla, mamá? —Lauren, ven a casa, hablemos. —Sí, claro—dije, y desconecté la llamada. Tomé algunas respiraciones profundas e hice mi mejor esfuerzo para calmarme. No quería molestar a mi madre aún más. Ella ya estaba pasando por mucho, pero sentí que me estaba sofocando por la frustración y la desesperación. Una hora más tarde, y relativamente más tranquila, atravesé la puerta de nuestro casa que técnicamente ya no era nuestra. Podía oírla moverse en la cocina. Después de dejar mis cosas en mi habitación, fui a encontrarme con ella. —Hola cariño—cantó alegremente como si nunca hubiéramos tenido la conversación anterior, como si no hubiera absolutamente nada malo en nuestras vidas—.Estoy haciendo la cena. Te tengo tu favorito. Cualquier pizca de calma que había trabajado tan duro para reclamar se había ido. —¡Mamá!—grité.Ella se volteó hacia mí. —¿Qué? No podía creerlo. Miré a mi madre de cuarenta y cinco años y podría haber jurado que era la persona más ingenua que había conocido. —¿Qué parte de que estamos completamente arruinadas, no lo entiendes? Ya hemos incumplido varios pagos mensuales. ¡Seremos embargados en cualquier momento! ¿Y compraste caviar? —Es tu favorito y...— dijo, luciendo confundida, como si no pudiera entender por qué estaba siendo tan poco razonable. No pude contener la agonía por más tiempo. —Cuando papá estaba vivo. Cuando éramos malditamente ricos, y cuando no estábamos al borde de quedarnos sin hogar... —Es sólo una lata de treinta gramos—murmuró interrumpiendo. Contemplar su pequeña figura y su deslumbrante turbante me hizo sentir una extraña mezcla de admiración y exasperación. Se negó a encogerse ante el bajo estatus al que nos había llevado la muerte de mi padre. No se parecía en nada a una viuda empobrecida. Su túnica era de la seda más fina, sus orejas brillaban con diamantes y sus pantuflas estaban hechas de algún tipo de material especial importado del país de cultivo de llamas. —Mamá—me lamenté, sin saber qué decir o incluso pensar. Sentí mucha pena por ella, pero al mismo tiempo, sentí aún más pena por mí misma. El año pasado había sido una pesadilla incomparable y parecía que aún no habíamos terminado de caer. Quería desmoronarme, pero no pude. Acabaría con las dos. Entonces, me di la vuelta y salí de la cocina. —Lauren…—ella vino detrás de mí—¿Adónde vas? ¡Lauren! Cerré la puerta de golpe y caminé rápidamente todo el camino hasta la parada del autobús. Son dos historias para el mes de abril. Ambas ya están disponibles, las iré actualizando poco a poco. 1)Virginidad Subastada. 2)El hijo secreto del millonario.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

Bajo acuerdo

read
7.2K
bc

Mi Sexy Vecino [+18]

read
49.6K
bc

La esposa rechazada del ceo

read
159.9K
bc

Navidad con mi ex

read
8.6K
bc

Prisionera Entre tus brazos

read
85.4K
bc

Tras Mi Divorcio

read
508.1K
bc

Yo, no soy él

read
88.0K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook